PRIMER PLAN QUINQUENAL. Plan de Gobierno 1947-1951

Por una feliz iniciativa del Excmo. Señor Presidente de la Nación, se abre una nueva práctica que será fecunda en la vida institucional de la República.
Por primera vez se concreta y se programa una acción de gobierno a realizarse en un período de tiempo, mediante la cual se pondrá en función el potencial económico y espiritual de la República, para ir tranquila y seguramente a la conquista integral de nuestra soberanía.
El primer Plan Quinquenal fue la primera planificación para el desarrollo económico y social de la Argentina, se planteó entre los años 1947 y 1951. Con una fuerte impronta en las tres banderas del Justicialismo (Soberanía Política, Independencia Económica y Justicia Social), este extenso plan constaba
de tres grandes áreas: Gobernación del Estado, Defensa Nacional, y Economía; cada uno dividido en varios capítulos. Una obra de gobierno momumental reflejada en infinidad de obras de diferentes magnitudes y alcances, que, junto al
segundo Plan Quinquenal (que se vio interrumpido por la Revolución fusiladora) hicieron de esos años, los más florecientes de la Historia Argentina.

SEGUNDO PLAN QUINQUENAL
Para alcanzar la felicidad del Pueblo y la grandeza de la Nación, la comunidad organizada debe ser socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana. Esta conclusión nos prueba que el Gobierno, el Estado y el Pueblo de un país, en orden a su felicidad y a su grandeza, tienen que ordenar armónicamente sus actividades sociales, económicas y políticas. El ordenamiento armónico de las actividades mencionadas exige la valoración de los factores que juegan en todo problema humano, materia y espíritu, individuo y comunidad. El colectivismo se decide por la comunidad, pero es materialista; el individualismo se decide por el individuo, pero también es materialista; el Justicialismo se decide por el hombre, tal como es, armonía de materia y espíritu, y como ser social, individuo o persona humana en la sociedad humana con fines individuales propios y fines sociales ineludibles.
La planificación argentina se diferencia fundamentalmente de la planificación capitalista, teórica y prácticamente imposible, y de la planificación colectivista, en los siguientes aspectos: no se abstiene frente a los intereses o actividades sociales, económicos y políticos del Pueblo; no toma la dirección total de las actividades sociales, económicas y políticas del Pueblo; dirige la acción del Estado y auspicia, promueve o facilita la acción del Pueblo.
El 2º Plan Quinquenal tiene como objetivo fundamental consolidar la Independencia Económica, para asegurar la Justicia Social y mantener la Soberanía Política. La doctrina del 2º Plan Quinquenal no puede ser otra que la doctrina aceptada por el Pueblo, para ser gobernado según ella.

PLAN TRIENAL
La Argentina sufrió una de las peores formas de destrucción: el sojuzgamiento y el estancamiento. Ahora debe reconstruirse lo destruido. Ante todo, la Fe en nosotros mismos, en nuestra propia capacidad para crear una Nación socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana. Para ello debemos reconstruir nuestras instituciones y su capacidad de realizar gandes obras y profundas transformaciones. Y, paralelamente, consolidar la Unidad Nacional, en una sociedad dinámica, cuyo ámbito no sea degradado por la explotación indiscriminada de nuestros recursos naturales.
Éste es un Plan de liberación. Liberación de las necesidades básicas de los argentinos, cuya satisfacción les será asegurada, cualquiera sea su actividad o el lugar en que vivan. Liberación de la arbitrariedad de los poderosos. Liberación de la coacción extranjera.
Éste es un Plan de esfuerzos. Cada argentino debe saber cómo será el país que contribuirá a construir y debe poder establecer una relación entre sus esfuerzos y las realizaciones. Todos deben tener la certeza de que trabajan por la felicidad del Pueblo y la grandeza de la Nación y no en beneficio de las minorías del privilegio.
Éste es el Plan del Pueblo. Suyo es el país reconstruido y liberado al que queremos llegar. En sus manos está el poder de decisión para señalar el camino y recorrerlo. El Plan sólo es una guía para facilitar y ordenar la tarea y para alertar peligros. Hay que hacer irreversible la victoria del Pueblo. Tal es el propósito del Plan para la Reconstrucción y la Liberación Nacional.

GARANTÍA:
Si el libro llegara fallado puede solicitarse el cambio por el mismo ejemplar. Sólo se aceptan cambios de libros adquiridos por este medio. Pasados los 5 días no se admiten reclamos.

Garantía del vendedor: 5 días

1° Plan Quinquenal+2°plan Quinquenal+plan Trienal-ed.fabro

$63.500,00 $53.900,00
Sin stock
1° Plan Quinquenal+2°plan Quinquenal+plan Trienal-ed.fabro $53.900,00

PRIMER PLAN QUINQUENAL. Plan de Gobierno 1947-1951

Por una feliz iniciativa del Excmo. Señor Presidente de la Nación, se abre una nueva práctica que será fecunda en la vida institucional de la República.
Por primera vez se concreta y se programa una acción de gobierno a realizarse en un período de tiempo, mediante la cual se pondrá en función el potencial económico y espiritual de la República, para ir tranquila y seguramente a la conquista integral de nuestra soberanía.
El primer Plan Quinquenal fue la primera planificación para el desarrollo económico y social de la Argentina, se planteó entre los años 1947 y 1951. Con una fuerte impronta en las tres banderas del Justicialismo (Soberanía Política, Independencia Económica y Justicia Social), este extenso plan constaba
de tres grandes áreas: Gobernación del Estado, Defensa Nacional, y Economía; cada uno dividido en varios capítulos. Una obra de gobierno momumental reflejada en infinidad de obras de diferentes magnitudes y alcances, que, junto al
segundo Plan Quinquenal (que se vio interrumpido por la Revolución fusiladora) hicieron de esos años, los más florecientes de la Historia Argentina.

SEGUNDO PLAN QUINQUENAL
Para alcanzar la felicidad del Pueblo y la grandeza de la Nación, la comunidad organizada debe ser socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana. Esta conclusión nos prueba que el Gobierno, el Estado y el Pueblo de un país, en orden a su felicidad y a su grandeza, tienen que ordenar armónicamente sus actividades sociales, económicas y políticas. El ordenamiento armónico de las actividades mencionadas exige la valoración de los factores que juegan en todo problema humano, materia y espíritu, individuo y comunidad. El colectivismo se decide por la comunidad, pero es materialista; el individualismo se decide por el individuo, pero también es materialista; el Justicialismo se decide por el hombre, tal como es, armonía de materia y espíritu, y como ser social, individuo o persona humana en la sociedad humana con fines individuales propios y fines sociales ineludibles.
La planificación argentina se diferencia fundamentalmente de la planificación capitalista, teórica y prácticamente imposible, y de la planificación colectivista, en los siguientes aspectos: no se abstiene frente a los intereses o actividades sociales, económicos y políticos del Pueblo; no toma la dirección total de las actividades sociales, económicas y políticas del Pueblo; dirige la acción del Estado y auspicia, promueve o facilita la acción del Pueblo.
El 2º Plan Quinquenal tiene como objetivo fundamental consolidar la Independencia Económica, para asegurar la Justicia Social y mantener la Soberanía Política. La doctrina del 2º Plan Quinquenal no puede ser otra que la doctrina aceptada por el Pueblo, para ser gobernado según ella.

PLAN TRIENAL
La Argentina sufrió una de las peores formas de destrucción: el sojuzgamiento y el estancamiento. Ahora debe reconstruirse lo destruido. Ante todo, la Fe en nosotros mismos, en nuestra propia capacidad para crear una Nación socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana. Para ello debemos reconstruir nuestras instituciones y su capacidad de realizar gandes obras y profundas transformaciones. Y, paralelamente, consolidar la Unidad Nacional, en una sociedad dinámica, cuyo ámbito no sea degradado por la explotación indiscriminada de nuestros recursos naturales.
Éste es un Plan de liberación. Liberación de las necesidades básicas de los argentinos, cuya satisfacción les será asegurada, cualquiera sea su actividad o el lugar en que vivan. Liberación de la arbitrariedad de los poderosos. Liberación de la coacción extranjera.
Éste es un Plan de esfuerzos. Cada argentino debe saber cómo será el país que contribuirá a construir y debe poder establecer una relación entre sus esfuerzos y las realizaciones. Todos deben tener la certeza de que trabajan por la felicidad del Pueblo y la grandeza de la Nación y no en beneficio de las minorías del privilegio.
Éste es el Plan del Pueblo. Suyo es el país reconstruido y liberado al que queremos llegar. En sus manos está el poder de decisión para señalar el camino y recorrerlo. El Plan sólo es una guía para facilitar y ordenar la tarea y para alertar peligros. Hay que hacer irreversible la victoria del Pueblo. Tal es el propósito del Plan para la Reconstrucción y la Liberación Nacional.

GARANTÍA:
Si el libro llegara fallado puede solicitarse el cambio por el mismo ejemplar. Sólo se aceptan cambios de libros adquiridos por este medio. Pasados los 5 días no se admiten reclamos.

Garantía del vendedor: 5 días